Cámara de Diputados aprobó proyecto para que pescadores afectados por las marejadas no pierdan su inscripción en el Registro de Pesca Artesanal

“Esta norma busca suspender ese plazo mientras los efectos de las marejadas duren sobre las embarcaciones y así evitar las sanciones para los pescadores artesanales”, señaló el Presidente de la Comisión de Pesca, diputado Juan Morano.

Por 93 votos a favor y uno en contra, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto que modifica la General de Pesca y Acuicultura, para considerar a las marejadas como caso fortuito y así evitar la caducidad de la inscripción de los pescadores artesanales en el Registro respectivo.

La iniciativa, que cuenta entre sus autores a los diputados DC, Juan Morano, Iván Flores e Iván Fuentes, tiene como idea matriz evitar que los pescadores artesanales pierdan su autorización de pesca, debido a los tiempos que puede tomar la reparación de los muelles y caletas afectadas por este fenómeno.

Al respecto, el diputado Morano detalló que “cuando hay marejadas, las caletas, muelle y embarcaciones, muchas veces sufren daños que toman tiempo para su reparación, impidiéndoles salir a la mar y por lo tanto, acumulan días si extraer productos, arriesgando perder sus registros. Por lo que esta norma busca suspender ese plazo mientras los efectos de las marejadas duren sobre las embarcaciones y así evitar las sanciones para los pescadores artesanales”.

Por su parte, el diputado Iván Fuentes, señaló que “se puede pensar que tres años para que caduquen los permisos puede ser un tiempo suficiente, sin embargo, cuando se estableció esa norma, no se consideraron los efectos que pueden causar las marejadas en el material de los pescadores y el tiempo de reparación de éstos. No es fácil construir o reparar un bote, estas embarcaciones son la inversión de la vida de los pescadores, y es muy difícil recuperarla”.

Cabe mencionar que si bien durante el paso de la iniciativa por la Comisión de Pesca se reconoció la existencia de normas vigentes en la Ley de Pesca y Acuicultura, que consideran los casos fortuitos o de fuerza mayor que puedan afectar la continuidad de las actividades extractivas, se denotó que la regulación apunta sólo a casos específicos de emergencias, que cuenten con la declaración de estado de catástrofe.

Compartir